Traductor

 

martes, 21 de julio de 2009

La Fiscalía Superior de Andalucía se ve obligada a dictar cada vez más medidas cautelares contra foros sociales de jóvenes

Leo en El correo de Andalucía.es que la Fiscalía Superior de Andalucía ha enviado una recomendación explícita a la Consejería de Educación para prevenir que el acoso escolar degenere en un espectáculo de humillación pública en internet.

Según esta noticia, la proliferación de grabaciones con teléfonos móviles de peleas, agresiones, acoso e incluso de relaciones íntimas entre menores que se cuelgan en la red han planteado nuevos retos en la instrucción: dictar cada vez más medidas cautelares contra foros sociales que frecuentan los jóvenes, como Tuenti, Twitter o Facebook, obligándoles al cese de la difusión de imágenes violentas. En realidad, la mayoría de estas grabaciones son retiradas antes de que se curse la medida cautelar, gracias a la constancia de la Policía, los colegios y la colaboración de las propias empresas de internet. Este curso, numerosos colegios han enviado directamente su denuncia a Tuenti, y el portal ha retirado las imágenes de inmediato.

Los primeros estudios serios sobre bullying o acoso escolar en Andalucía sorprendieron porque focalizaron la atención en el espectador de la violencia, en vez de en el agresor y la víctima.

Situaciones como éstas dejan patente que la educación falla por su base.