Traductor

 

domingo, 23 de noviembre de 2008

¿Es necesario el cambio educativo?


A lo largo del Congreso Virtual Corporate Learning Trends and Innovations 2008, desarrollado a lo largo de la última semana, el cambio social y, por supuesto el educativo, ha sido el gran protagonista. Todos hemos damos por supuesto que existe y que, por tanto, es necesario.

Sin embargo, el debate iniciado dentro del Congreso y que tendrá continuidad en sesiones posteriores, se mantiene con las preguntas de George Siemens que nos pide que argumentemos si este cambio es necesario, ¿por qué? y ¿qué es lo que debería cambiar?

Yo creo que este cambio se inicia hace mucho tiempo y que la revolución tecnológica sólo le proporciona los recursos para aumentar su velocidad.

Pese a que ya estamos en pleno cambio, diversos indicadores señalan que, de momento, no se obtienen los resultados previstos en cuanto a calidad. Por eso, la pregunta que yo haría es ¿qué debemos mejorar?

Por primera vez en la historia, la sociedad pide a los educadores que preparen a las nuevas generaciones para afrontar las exigencias, no del todo definidas, de una sociedad aún en gestación.

Creo que ahora es urgente atender las nuevas demandas sociales en el sentido de:

  1. Asumir desde todos los estamentos el cambio metodológico.
  2. Resolver los cambios y diversificaciones curriculares (renovación de asignaturas,...), atendiendo a criterios de eficiencia y calidad.
  3. Dotar a los centros de los recursos necesarios para que los profesores sean capaces de integrar en su trabajo el potencial informativo de las nuevas fuentes de información,
  4. Replantear la formación de los profesores para que puedan desempeñar distintos roles (de proximidad y distanciamiento al mismo tiempo) para poder mantener el difícil equilibrio derivado de una socialización divergente.
  5. Iniciar una acción política decidida que renueve la imagen del profesor y eleve la calidad de su actuación profesional.

Los movimientos open source inducen a un cambio conceptual importante, pero que nadie olvide que la educación masiva es una potente indústria que deberá adecuarse a las nuevas metáforas y narrativas antes de que el cambio pueda darse por definitivamente consolidado. ¿O no?