Traductor

 

viernes, 21 de noviembre de 2008

Arduino, un proyecto que trabaja para extender el hardware de código abierto y contribuir al nuevo cambio social

Estos días, en el Congreso Virtual Corporate Learning Trends and Innovations 2008, ponencias y debates se centran en el cambio social y las herramientas educativas que nos ofrece el software de código abierto. Buscando información sobre el tema he sabido que también hay hardware libre.

Leo en Alma matinal que David Cuartielles y Massimo Banzi son los inventores del proyecto Arduino, una plataforma de hardware de código abierto, basada en un entorno de desarrollo que implementa el lenguaje de programación Processing.

Este proyecto que parte de la idea de alejar al software y al hardware de su carácter cientificista, se sustenta en dos ideas principales

  1. La tecnología ha de ser algo accesible a todos, hasta el punto de que debiera constituirse en un bien común. Y los costes económicos no deben ser un impedimento.

  2. El usuario debe poder compartir el proceso de construcción del hardware para convertirse en un productor creativo, en función de sus propios intereses y proyectos.

Proyectos como éste nos indican que el cambio de concepto aportado por el software libre va mucho más allá. Los desarrolladores han pasado de preocuparse por el uso a tratar de resolver los problemas del uso.

Arduino pretende servir de puente entre entre lo analógico y lo digital y, a la vez, demostrar que para entrar en este nuevo concepto de creatividad la conectividad no es imprescindible.

Al igual que se hace en la India, los creadores de este proyecto están considerando la posibilidad de crear lo que se conoce como el laboratorio en una caja: unas cajas, que se pueden comprar por unos 50-60 dólares y en las que se incluye diferentes materiales y manuales impresos o mediante CD, que te permiten aprender a tu ritmo.

Estos materiales tambíén podrían ser accesibles desde una web, pero, los creadores de Arduino parten de la filosofía de que internet no es un bien común sino un bien de consumo al que no todos tienen acceso, y que, por esta razón, una parte importante de la población mundial depende aún de los materiales impresos.

Amphibia publica una video conferencia con David Cuartielles.