Traductor

 

lunes, 16 de junio de 2008

En apoyo de la campaña EDU 1:1

En un mundo inundado de aplicaciones informáticas, de posibilidades formativas virtuales, muchas aulas de nuestro país son todavía total o parcialmente analógicas.

Considero la tecnología como una mera herramienta al servicio del docente para crear conocimiento y estoy convencida de que sin un buen diseño instruccional no suele haber aprendizaje significativo.

Sin embargo, no me parece aceptable que dentro de un mismo país hayan desigualdades en materia educativa.

El periódico de Extremadura publica la magnífica noticia de que la Consejera de Educación de la Junta extremeña, Eva María Pérez, anunció el pasado día 5 de junio ante el pleno de la Asamblea que se acometerá la sustitución de los viejos PC por equipos ligeros, de forma que, progresivamente a lo largo de toda la legislatura, todos los alumnos extremeños de Enseñanza Secundaria -incluidos los de ESO, Bachillerato y Ciclos Formativos- contarán con un ordenador portátil como herramienta formativa. Esta medida, que se iniciará con el nuevo instituto de Plasencia, se extenderá también a los profesores, lo que supone en total la adquisición de unos 67.000 equipos.

Para que eso no sea una un hecho excepcional y en solidaridad con la campaña EDU 1:1, impulsada desde el I Congreso Nacional Internet en el Aula, me solidarizo con la propuesta de que cada alumno tenga acceso a un equipo educativo TIC durante toda la jornada (1:1) y así pueda tener una educación más sensata, de mayor calidad y más acorde con el mundo actual.