Traductor

 

domingo, 29 de junio de 2008

El mInistro de Industria, la ministra de Educación y Stephen Downes, broche de oro para Internet en el Aula (presencial)

En el acto de clausura del Congreso presencial Internet en el Aula -el virtual durará hasta octubre-, Miguel Sebastián, ministro de Industria, hizo una valoración de los resultados del Plan Avanza, impulsado por su ministerio, y para el que se han comprometido 6 millones de euros hasta el 2010.

Hasta ahora el Plan Avanza ha posibilitado que el 46,2 por ciento de la población ya tenga acceso a la banda ancha y que 5,2 millones de personas hagan uso de ella. Recordaba que en 2003 la velocidad media de conexión era de 265 k. Hoy es de 3 megas. Su precio ha caído un 25 por ciento. Internet está ahora considerado por los usuarios como el servicio TIC con mejor relación precio/utilidad.

Las TIC multiplican el valor exponencial de la información pero nunca podrán sustituir el valor humano

En 2003 había 12 millones de usuarios conectados. Hemos pasado a 22 millones y a ser la cuarta comunidad más importante de la comunidad europea -hace cinco años sólo aventajábamos a Grecia y Portugal- .

Ha cambiado para siempre el paradigma productivo y también la manera de dar clase. En este sentido, Internet en el Aula responde a tres retos:

  1. Llevar conexión física a los colegios. La conectividad general ha mejorado, pero, además, se ha hecho un esfuerzo especial que ha permitido tener 20.000 conectados -88 por ciento-. Ahora la innovación ya so consiste en tener aulas de informática sino tener informática dentro de las aulas.

  2. Enseñar nuevas tecnologías. Somos los docentes quienes tenemos que adquirir competencias so pena de obsoletos, y eso es lo que motiva el Congreso. Hay que mejorar la capacitación del profesorado.

  3. Enseñar con nuevas tecnologías para vincular educación y nuevas tecnologías -ya se ha alcanzado a 500.000 profesores y 6 millones de alumnos. Ayuda a ello el efecto arrastre de la industria audiovisual para la producción de contenidos.

El ministro concluyó diciendo que las nuevas tecnologías han hecho del mundo un lugar más pequeño y más accesible, multiplicando el valor exponencial de la información, pero nunca podrán sustituir el valor humano en el proceso de educar a los hombres y mujeres del mañana.

Pasaremos de Internet en el Aula a una nueva etapa en la que el aula puede ser internet o enriquecerse con la red

Mercedes Cabrera, ministra educación, en su exposición consideró esencial que los jóvenes cuenten con medios y oportunidades que les abran posibilidades. En este sentido -añadió-hemos contribuido con el Congreso Internet en el Aula que recoge dos características de la apuesta del Gobierno para la modernización y el impulso de las nuevas tecnologías:

  1. Integración plena del nuevo conocimiento

  2. Educación como motor de arranque

Estamos satisfechos con lo hecho pero ahora abrimos nueva etapa. Contamos con infraestructura y conocimientos para poner en marcha la educación 2.0 que se resume en un nuevo concepto: hemos pasado de ser usuarios a creadores de la realidad que vivimos. Pasaremos de Internet en el Aula a una nueva etapa en la que el aula puede ser internet o enriquecerse con la red.

Un nuevo portal de educación en línea para Formación Profesional en colaboración con las Comunidades Autónomas

Para el próximo curso funcionará en la red un nuevo portal para el intercambio y difusión de experiencias, que permitirá de una forma sencilla incorporar recursos educativos. Será un portal de educación en línea para Formación Profesional en colaboración con las Comunidades Autónomas. Detrás de cada experiencia hay grandes profesionales de la educación

De vosotros depende la educación de generaciones futuras. Ofrecer nuevos instrumentos digitales para favorecer el trabajo y queremos motivar a los profesores para dar un impulso a las nuevas tecnologías. A veces lo que genera desánimo no es la rutina sino el desconocimiento y la única forma de solucionarlo es la formación, la actualización, que debe asumirse a la velocidad que alcanza este área.

Es importante que la situación de la educación española se ajuste a la realidad de los jóvenes, que se alejen de su vida cotidiana. Por ello necesitamos desarrollar contenidos digitales y materiales de calidad.

En septiembre, en Bachillerato habrá una asignatura, Ciencias para el Mundo Contemporáneo, que forme en nuevas tecnologías y enseñe a respetar la privacidad

Internet y las nuevas tecnologías, además de instrumentos, son también medios de estudio. A partir de septiembre los alumnos de bachillerato van a recibir formación en esta área a través de una asignatura específica, Ciencias para el Mundo Contemporáneo, para comprender el cambio y aprender a respectar la privacidad.

Hay que eliminar barreras, sin limitaciones ni discriminaciones físicas ni mentales. Internet es democratizador y hay que cuidar que no se perpetúen las mismas trabas acumuladas en otros medios.

Una de las cosas que preocupan a la ministra es el riesgo que hay en el ciberespacio y anuncia que presentará medidas para orientar y prevenir la violencia virtual -que losjóvenes sean objeto de acoso-.

Las palabras escritas aunque las cogemos como paradigma de aprendizaje son sólo una abstracción

Stephen Downes, puso el broche de oro al Congreso Internet en el Aula, con una conferencia esperada, que no defraudó porque fue rica en conceptos y matices.

Empezó diciendo que lo que pasa en la clase es lo virtual mientras que lo que pasa en la comunidad es lo real, ya que es donde de verdad se producen las iniciativas y las experiencias.

Para Downes las palabras escritas aunque las cogemos como paradigma de aprendizaje son una abstracción, algo que puede ser vago, ambiguo, con distintas interpretaciones, que puede necesitar aclaraciones, traducciones, ... El texto es más virtual que nuestra virtualidad, más virtual que la pantalla del ordenador, y necesariamente no puede representar todo nuestro conocimiento: tácito, inexpresable en palabras. Lo que hace que sea virtual no es el ordenador sino lo que hacemos. Y normalmente lo usamos para contar historias -la interacción nos hace parte de ellas- en lugar de para construir.

E-learning 2.0 afectará a nuestros estudiantes. Si lo miramos como educadores, lo hacemos como aprender algo. Cuando decidimos como vamos a crear sistemas de aprendizaje, buscamos nuestros recursos de aprendizaje y la forma de organizar nuestro aprendizaje on-line. Eso supone coger objetos y ponerlos en un repositorio o librería, pero estos objetos no son estáticos.

Se puede pensar que el aprendizaje es un acontecimiento dependiente del medio físico: del papel o del lugar, con un contenido de pensamiento lineal. Pero también se puede pensar en el aprendizaje como un flujo. Dejar fluir experiencias y no quedarse siempre con lo mismo

Hemos de ver los contenidos como un flujo, como una ola y tratar de adaptarnos a ella

Nuestros estudiantes en internet ven el contenido -ilimitado, expansible,...- por los usuarios -caso lo opuesto a lo que veríamos en una biblioteca, que es estático-. El contenido debemos entenderlo como una ola y tratar de adaptarnos a ella.

Internet supone un trabajo interactivo porque debemos tener y mantener contactos. Nadie puede almacenar todo lo que tiene que saber en su cerebro, porque hay demasiadas cosas que cambian constantemente. Por ello participamos en comunidades de aprendizaje y conocimiento mediante nuestros amigos.

El conocimiento va y viene de nuestro cerebro pero también de nuestro cerebro a la red de contacto. Para los estudiantes es una inmersión. No se trata de oír a alguien habla como hacía nuestra generación, sino que es como un juego de aprender mediante multitearea, de planificar y reconocer la situación con actuaciones que simulan acción.

Los estudiantes ya no son pasivos sino expansivos -crean aprendizaje-. Los estudiantes son la fuerza de trabajo más barata ya que son los que tienes que producir aprendizaje.

Solo a partir de la industrialización pensamos que era buena idea tener a los niños en una clase reducida

En un mundo totalmente conectado, todos somos profesores, todos tenemos un modelo de involucrar a otras generaciones como parte de aprendizaje. Esto nos devuelve a nuestra propia cultura, cuando íbamos a trabajar nuestros hijos venían con nosotros. Solo a partir de la industrialización pensamos que era buena idea tenerlos en una clase reducida. Con la web 2.0, podemos ofrecerles en la comunidad un aprendizaje general, estar en red involucrados en el mismo sistema de interacción.

Aprender cómo se desarrolla la ciencia y tecnología en sociedad no es aprender teorías sino aprender como resolver un problema al final del camino. Aprender en este entorno es personal -en lo individual y en su conexión con el resto del mundo- e independiente de las instituciones.

El aprendiz es una persona que, dentro de un tejido social, extrae y aporta experiencias. Se utilizan juegos para simulaciones inmersivas. Aprender es ubicuo -lo que queramos y donde queramos-, algo que fluye pero que está disponible en un panel. Los estudiantes pueden poner en marcha su propio servicio.

Aprender ya no es la memorización de formas, sino adquirir la capacidad de interpretar todo tipo de signos -naturales o multimedia-

Antes, lo que aprendíamos en la escuela era los que teníamos que saber para ser suficientes en la sociedad, pero ahora muchas de estas cosas ya no son verdad. Yo aprendí que había nueve planetas y ahora, según los científicos, hay ocho. Ya no existen tampoco Yugoslavia o Checoslovaquia. Por tanto, enseñar hechos ya no es suficiente porque cambian continuamente. Aprender ya no es la memorización de formas, sino adquirir la capacidad de interpretar todo tipo de signos -naturales o multimedia-, de cuestionarnos lo que nos dicen, vemos o leemos.

Porque las cosas cambian ha de cambiar la forma que enseñamos. Hemos de enseñar a empatizar, a diseñar como una línea de texto pude estar viva. Hemos de tener la capacidad de considerarlo como otra persona.

Hemos de aprender a comunicarnos de forma clara y coherente. Ello supone reconocer patrones futuros y la capacidad de comunicarse para saber donde estamos, hemos de reconocernos, saber qué hemos de desarrollar nosotros mismos y qué hemos de compartir.

En internet esto es fundamental para obtener el significado correcto. Hay maneras de poder comprobar la fiabilidad: mediante las redes.

Mi pregunta a Sthepen Downes

El profesor Downes, en su exposición, habla de creatividad, de flujos y de compartir mediante redes. Eso requiere mucho tiempo. ¿Cómo podemos hacer eficientes estas herramientas para tener tiempo de hacer todo lo que nos propone?

Dijo que cómo encontrar tiempo es una pregunta que le suelen hacer en otros congresos y conferencias. Hay que encontrar tiempo para estructurar el conocimiento. Yo encuentro tiempo en mi vida al no hacer cosas que otra gente me dice que haga y que me resultan un problema.

Yo dedico tiempo a comunicarme con mi red a través de e-mail y si he de estar en una reunión de tres horas procuro navegar también durante este tiempo, aprovechndo los intervalos. Cuando asisto a un evento tomo notas. Busco gente en el público que tenga un ordenador o PDA que pueda estar grabando esta charla -aquí hay muy pocos con ordenador-. A medida que la gente habla me dejo influir por lo que dicen- La web 2.0 nos permite tener herramientas más eficaces. Hay que buscar que la herramienta haga el trabajo para que yo pueda ser creativo.

------

Nota: En su blog, F. Santamaría publica el video de la conferencia de Stephen Downes