Traductor

 

miércoles, 19 de enero de 2011

Cuando el cerebro está en reposo, trabaja de forma anticorrelacionada

¿Nunca le han reñido porque le ven absorto en sus cosas y parece que no hace nada? Pues, parece que era sin fundamento ya que su cerebro sigue trabajando.

Un artículo publicado este mes de enero en la revista científica Nature Reviews Neuroscience, efectúa una revisión de referencia del equipo de investigación de Gustavo Deco (director de la Unidad de Cognición y Cerebro del DTIC e investigador ICREA de la UPF) que propone que la formación y la disolución de los patrones cerebrales en reposo responden a una labor activa que explora la configuración de redes neuronales funcionales alrededor de determinadas estructuras anatómicas del cerebro.

De esta investigación se desprende que, cuando parece que el cerebro no hace nada es cuando realmente presenta una dinámica caracterizada por una fuerte actividad de determinadas áreas corticales que se activan y desactivan a una frecuencia ultrabaja y de una forma anticorrelacionada, es decir, que cuando una está activada, la otra no lo está y viceversa. Un ejemplo es el binomio introspección/atención (cuando se activa la introspección, el área correspondiente a la atención se desactiva, y viceversa).

Una de las actividades relevantes para el avance y la comprensión del alcance de estos conocimientos ha sido la capacidad de construir modelos computacionales de acuerdo con los datos fisiológicos obtenidos a partir de modelos animales.

____

Fuente: UPF